9 dic. 2013

Beethoven y el Héroe convertido en bufón ( I )

Los humildes orígenes del tema final de la Eroica

>> Leer 2ª parte

Archiconocida es la historia de la 3ª sinfonía que Beethoven pretendía dedicar a Napoleón hasta que, decepcionado por el supuesto héroe, tacha su nombre de la primera página y cambia su nombre por Eroica.

Steibelt reta a Beethoven (1er asalto)


No tan conocida es la historia del origen del tema del último movimiento. En esas épocas estaba muy de moda y era un aclamado espectáculo los duelos entre músicos, particularmente pianistas, para decidir "quien es el mejor". Muchas veces casi a traición se les citaba a una fiesta y una vez allí, "¡oh, qué coincidencia! Podrías tocar e improvisar algo para ver quién de los dos es mejor". Daniel Steibel (1765-1823) era un gran pianista contemporáneo de Beethoven, pero parece que también un gran presuntuoso. Steibelt residía en París donde gozaba de gran fama y éxito. Conociendo la fama de Beethoven en Viena decide ir allí a medirse con él. El primer encuentro pilla a Beethoven por sorpresa. Beethoven interpretó su Trio en SibM Op. 11 cuya parte de piano no es precisamente virtuosísticamente brillante y Steibelt tocas su recién compuesto Quinteto en ReM e improvisa una fantasía. Beethoven renuncia a volver a tocar y realizar una improvisación. Así el ganador del duelo resulta ser Steibelt que parece era un maestro de los "tremolando de acordes", novedad técnica-textural en la escritura para piano que se le atribuye




Steibelt reta a Beethoven (2º asalto)


A los 8 días hubo un segundo encuentro, este más preparado por los dos.  Tras unos elogios y falsos cumplidos Steiblet hacia Beethoven, vuelve a tocar su Quinteto en ReM es improvisa unas variaciones sobre el tema del Trío de Beethoven. Esto último no gusta a Beethoven, tan celoso de su música, y cuando se dirige al piano cambia su plan inicial. Agarra la particella de cello del Quinteto de Steibelt y la lleva al piano, la coloca boca abajo, toca las notas con fiereza unas pocas veces y finalmente selecciona algunas de ellas para realizar una improvisación de variaciones sobre ese "tema". Según los presentes Beethoven improvisó de manera magnífica y sin parar de crear tratamientos imaginativos a ese tontorrón tema. Steibelt comenzó a sentirse incómodo y se escurrió de la sala antes de que terminase la improvisación sin que nadie se diese cuenta. Desapareció rumbo a Rusia, en donde se estableció y no quiso oír hablar de nuevo sobre Beethoven, poniendo como condición cuando era invitado a algún lugar que Beethoven no estuviese cerca.

¿La Ofrenda Musical a un "héroe" de pacotilla?


Aunque es imposible hacerse una idea de lo que pudo suponer aquella escena o volver a oír aquella música que surgió y murió en el momento, Beethoven escribió unas variaciones para piano que, cual Ofrenda Musical (pero de origen menos real), demuestran la imaginación creativa de este genio a partir de las ideas más simples, incluso poco musicales (posteriormente repetiría el reto con las Variaciones sobre un vals de Diabelli, pero eso será otra historia) Es más esta melodía pasó a convertirse en tema del final de su Sinfonía Eroica Aunque las razones sean mera especulación parece que ese tema final representa la decepción de esos héroes convertidos en caricaturas de villanos o el triunfo del verdadero héroe que es el mismo Beethoven superando a los charlatanes.

El cerebro musical de Beethoven a cámara lenta 


Lo que sigue pretende ser una reconstrucción (puramente fantástica pero factible) a "cámara lenta" del proceso que Beethoven aplica a esa partitura volteada para elegir el tema de su improvisación. (Este tipo de procesos de estudio rápido de un tema eran habituales en el mundo de la composición y en el de la improvisación y aparecen reflejados en muchos tratados de la época)

El "tema" de Steibelt ("Tema no-regio", procedente de las últimas notas de la partitura del cello de su Quinteto en ReM)
A dichas notas Beethoven les da la vuelta (inversión retrogradaga) y las pone sobre el atril del piano. 
..................................................................................................................................
(La clave final es ficticia, pretende aclarar la manera de pensar de un compositor habituado a la exploración temática y a aplicar procedimientos contrapuntísticos o canónicos a un tema) Beethoven percute estas notas sobre las teclas del piano haciéndolas sonar claramente para que el público las conozca mientras en su cabeza explora sus posibilidades. Selecciona la parte final que le da un claro carácter tonal y armónico. 

En esas notas Beethoven "encuentra" dos partes (4+4, antecedente consecuente, llamada respuesta), a las 4 primeras parece aplicarles el principio de la respuesta tonal de una fuga (¿pensando ya en dar al tema este tratamiento?) intercambiando tónica por dominante y viceversa. (¿Quizás para que tenga menos carácter de dominante y poder empezar en tónica) Estas cuatro primeras notas tienen un cierto carácter de fanfarria o llamada de trompa. (la imaginación se va disparando)
Así el tema resulta simple, unas notas de adorno en la parte de respuesta aumentan su interés incrementando el ritmo antes de la cadencia y permitiendo con el cromatismo una dominante de la dominante antes del final y variaciones con adornos cromáticos. (¿Pensando en las modulaciones?)
y ahora notas de adorno cromáticas
El tema coge forma y de las 8 notas finales de la parte del cello de Steibelt nace un pequeño tema en dos partes con una llamada simple de notas largas al comienzo y un final más vivo y cromático. (Los dos últimos domases son semitonos ascendentes, producen un efecto asociado a la música bufa o divertida usada incluso en el siglo XX en temas famosos como "La Pantera Rosa". Beethoven ya iba apuntando sus intenciones). 

Y este es el tema tal cual lo presenta en sus variaciones escritas posteriores. ¿Y esa segunda parte enigmática con esos golpes en Sib, los contrastes y la cadencia?... Continuará...